CUIDADOS Y CONSERVACIÓN

CÓMO CUIDAR DE TUS PIEZAS:

Evita el contacto con el agua, perfumes, sprays y cualquier otro producto químico.

Evita golpes y raspones.

Guarda tus piezas en nuestro packaging original y separa las piezas para que no sufran roces.

Evita la humedad y el calor extremo ya que pueden afectar al brillo de los metales.

A pesar de estas precauciones, algunos tipos de piel producen una mayor oxidación debido al PH y a la acidez de la piel.